Wednesday 13, Dec 2017

BannerPrincipal

¿Quién sufre más las rupturas amorosas, las mujeres o los hombres? Descúbrelo con nosotros

 

Según la filósofa, teórica de la literatura, psicoanalista y escritora francesa Julia Kristeva, el ‘duelo’ por la ruptura amorosa debería durar sólo 3 meses (Sol negro. Depresión y melancolía; 1997), tres meses en los que las partes involucradas ‘lloran’ la pérdida y comienza su proceso de recuperación. No dejar de ‘llorar’ la ruptura y sumirse en la depresión por más de tres meses, es indicador de una peligrosa patología que en el ámbito psiquiátrico se conoce como “síndrome de apego” o “trastorno activo de apego” que, entre otras implicaciones, afecta notablemente la autoestima y propugna una fuerte dependencia por el otro. Pero quién sufre más las rupturas amorosas, generalmente se cree que la mujer es la más afectada, pero es realmente así, veamos que dice la ciencia.

Investigadores de la Universidad de Binghamnton y de la Universidad Colegio de Londres pidieron a 5.705 participantes en 96 países evaluar el dolor físico y emocional de una ruptura amorosa en una escala de uno (nada) a 10 (insoportable). Descubrieron que las mujeres suelen resultar más afectadas por los rompimientos, reportando niveles más altos de dolor físico y emocional, nada raro; sin embargo, mientras que esta situación afectaba más a las chicas que a los chicos, también se descubrió que las mujeres tienden a recuperarse mejor y salir de éstas más emocionalmente fuertes. Los hombres, por otro lado, nunca se recuperan, simplemente siguen con su vida.

Hace ya varios años que los científicos saben que el cerebro de la mujer y el del hombre funcionan de forma distinta en algunos aspectos. Y también que tanto el amor como el desamor pueden desencadenar una repuesta hormonal que ponen a todo el sistema ‘patas arriba’. Si el enamoramiento puede ser una sinfonía de sensaciones agradables y pensamientos obsesivos, el rechazo puede quemar, casi literalmente, como un metal incandescente puesto sobre la piel emocional. Según explicó Craig Morris, investigador de antropología de la Universidad de Binghamton y líder del estudio, estas diferencias tienen un fundamento biológico y casi económico: “En términos simples, las mujeres evolucionaron para invertir mucho más que un hombre en una relación”.

 

La “economía” del amor

El origen de esta diferencia se remontaría, según su hipótesis, a un pasado remoto: “Un breve encuentro amoroso podría conllevar nueve meses de embarazo seguido de muchos años de lactancia para las mujeres ancestrales, mientras que los hombres podrían ‘irse’ literalmente unos minutos después del encuentro, sin tener inversión biológica alguna”.

Esto explicaría que las mujeres sean más exigentes sobre la selección de una pareja de calidad y, por ello, más sensibles a su pérdida. Y también explicaría que los hombres sientan menos dolor al principio, puesto que ellos han evolucionado, según Morris, para competir por la atención de las mujeres. “El hombre probablemente sienta la pérdida profundamente y durante un período de tiempo muy largo a medida que comprende que debe volver a empezar a competir de nuevo para reemplazar lo que ha perdido”. Pero, en ese caso, tienden a reaccionar ante una ruptura de una manera más autodestructiva: “Esto puede durar meses o años. Ellos tienden a ‘seguir adelante’ con frecuencia con otra relación”, comentó Morris.

 

Mujeres: más intensas

En cuanto a la forma de vivir las sensaciones, este estudio reflejó que las mujeres sufrieron emociones más intensas a la ruptura, y estas fueron sobre todo de ira, ansiedad, depresión y miedo, así como incapacidad para funcionar en el trabajo y en los estudios. Estas también tuvieron su reflejo en respuestas físicas, que ellas experimentaron con más intensidad que los hombres, y que fueron las siguientes: náuseas, incapacidad para comer, ataques de pánico, cambios indeseados en el peso y bajada de la respuesta inmunológica. Por su parte, los hombres sólo mostraron una mayor intensidad en dos factores de la respuesta emocional: la pérdida general de concentración y la insensibilidad emocional.

 

La ‘inevitable’ ruptura

Según Morris, la mayoría de nosotros experimenta una media de tres rupturas amorosas antes de alcanzar los 30 años, y al menos una de ellas nos duele lo suficiente como para afectar sustancialmente nuestra calidad de vida durante semanas o meses: “La gente pierde trabajos, los estudiantes no van a clase y algunos individuos pueden desarrollar patrones de comportamiento extremadamente destructivos después de una ruptura sentimental”, explicó Morris. Por ello, defendió que entender mejor estas respuestas puede ayudar en el apoyo del dolor tras la ruptura de una relación. Pero aunque la mayoría de los hombres no lo reconoce, son las mujeres que en pocos meses comienzan su proceso de recuperación, muchas de ellas se tornan autosuficientes y retoman el control de su vida de manera sorprendente. Esto explica por qué muchas madres solteras crían a sus hijos solas y no parece afectarles, al menos emocionalmente, mientras que el varón rápidamente trata de conseguir pareja, pues no ‘sabe’ estar solo. ¿Y tú qué opinas?

____________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.abc.es/sociedad/20150813/abci-ruptura-amorosa-hombres-2015081...

http://www.muyinteresante.com.mx/ciencia/15/08/11/mujeres-sufren-mas-dec...

 

Imagen

http://www.eluniversal.com.mx/blogs/victor-jimenez/2015/11/7/por-que-due...

 

 

Compilado por el equipo de Mujeresdehoy.net

Imagen de Llovizna
Brenda Márquez

Website: