Thursday 25, Apr 2019

BannerPrincipal

El cáncer de cuello uterino derrota a la mujer venezolana

 

Los medios de comunicación en Venezuela dan bastante difusión a la prevención del cáncer de mama, primera causa de muerte de la mujer en el país. Desde luego, las campañas a favor de la prevención del cáncer de mama son positivas y no deben reducirse a un día al año, 19 de octubre, Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, sino que tiene que ser una campaña constante para incentivar a las mujeres a vigilar el comportamiento de su tejido mamario y prevenir la enfermedad. Pero quizás no se le está prestando mayor atención a la segunda causa de muerte de la mujer venezolana: el cáncer de cuello uterino. Esta enfermedad cobra más vidas de las que puedas creer.

El cáncer de cuello uterino es el segundo más frecuente en mujeres entre 35 y 55 años de edad luego del cáncer de mama. En Venezuela, la incidencia de este cáncer es de aproximadamente 4.000 casos al año y diariamente mueren cuatro mujeres por esta enfermedad, según cifras que maneja Paula Cortiñas, ginecóloga del Instituto de Oncología Luis Razetti. La especialista destacó que “todo cáncer de cuello uterino está precedido de una infección persistente por el Virus de Papiloma Humano (VPH), que da lugar a lesiones preinvasivas que, si no son tratadas a tiempo, evolucionan a cáncer”. El período entre la infección por VPH y el cáncer de cuello uterino es de aproximadamente 10 a 15 años, oportunidad de oro para detectar estas lesiones y evitar que se desarrolle el cáncer. Esta es la razón por la cual esta enfermedad es prevenible en la mayoría de los casos.

La causa necesaria es la infección persistente por el VPH; sin embargo, no toda paciente con esta infección va a desarrollar cáncer de cuello uterino, son necesarios otros factores para que produzca cambios malignos en el tejido. Los otros factores asociados al desarrollo de cáncer de cuello uterino son múltiples partos, tabaquismo, desnutrición, inmunosupresión, clamidia o Herpes genital y sedentarismo, entre otros.

El cáncer de cuello uterino es asintomático en estadios iniciales. Posteriormente, puede haber sangrado genital fuera de la menstruación o durante las relaciones sexuales, así como secreción en los genitales con mal olor, dolor de espalda, piernas o pélvico, cansancio, pérdida de peso, apetito y molestias vaginales. La salud femenina debe promoverse como parte de la educación desde temprana edad. Janelia Rodríguez, psicóloga con experiencia en grupos con edad escolar, destacó que “a partir de los 11 años y de la primera menstruación, se puede orientar a las niñas acerca de la prevención de enfermedades ginecológicas, tomando en cuenta que el cuidado del cuerpo y la salud femenina puede empezar a los 7 años, con la supervisión de la madre”. En Venezuela aún hace falta información sobre este tema y, sobre todo, orientación familiar desde el hogar y las escuelas, aseguró Rodríguez, quien recomienda realizar programas educativos en niñas de edad escolar que las oriente sobre la salud integral femenina, refuerce los mensajes de cuidado del cuerpo, autoestima y sexualidad responsable.

Esta enfermedad es prevenible. Existen varias medidas eficaces como la vacunación contra VPH, el uso de preservativos, la realización de la citología cervical al menos cada 3 años y el tratamiento de las lesiones premalignas. El tiempo de desarrollo de la lesión maligna es largo, por lo cual presenta varias oportunidades para un diagnóstico y permite un tratamiento preventivo con la eliminación de estas lesiones, recalcó Cortiñas. Señaló que la citología es el método de elección para la pesquisa, no es una vía de diagnóstico. A través de la citología se detecta qué pacientes deben ser sometidas a otras evaluaciones para identificar si en efecto hay lesiones en el cuello del útero. Las especialistas recomiendan asistir al ginecólogo al menos una vez al año para evitar riesgos y lograr una prevención temprana. No obstante, es importante atender las señales del cuerpo y, ante algún cambio, es recomendable ir inmediatamente al ginecólogo sin esperar a la siguiente revisión.

Uno de los problemas que enfrenta la red sanitaria nacional es la desinformación, el cáncer de cuello uterino está relacionado con la actividad sexual, no se trata sólo de las consecuencias de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), sino también de la frecuencia con la que las damas concurren a consulta ginecológica, pues el número de partos puede ocasionar lesiones en el cuello uterino que si no se atienden se transformarán en cáncer. También factores hereditarios influyen, entre otras causas que no se toman en cuenta y que son importantes.

 

_________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.elinformador.com.ve/2016/04/13/cuatro-venezolanas-mueren-cada-dia-por-cancer-de-cuello-uterino/

http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdecuellouterino/recursosadicionales/fragmentado/cancer-de-cuello-uterino-prevencion-y-deteccion-temprana-cervical-cancer-signs-and-symptoms

 

Imagen

http://atusaludenlinea.com/2016/03/26/cancer-de-cuello-uterino-causas-y-tratamiento/

 

Compilado por el equipo de Mujeresdehoy.net

 

Imagen de Llovizna
Brenda Márquez

Website: