Wednesday 13, Dec 2017

BannerPrincipal

¿Cuándo debes cambiar tu colchón?

¿Hace cuanto que no cambias tu colchón? ¿Tienes problemas de sueño o no logras descansar bien durante la noche? ¿Te duele la espalda o cadera? ¿Estas buscando el origen de estos problemas de salud y no lo consigues? Te tenemos una noticia... Uno de los grandes culpables de estos problemas de salud puede ser tu colchón... Si, aunque no lo creas, el colchón es una de las piezas fundamentales para lograr un buen descanso y recuperar energías todas las noches.

 

Generalmente creemos que los colchones pueden durar toda la vida, pero esto es un mito. Los colchones deben cambiarse regularmente. Lo ideal sería cambiarlo como mínimo cada 10 años, sin embargo, hay algunos sintomas que nos pueden indicar que  ya es tiempo de cambiarlo, tales como:

1. Observas desniveles, bultos o huecos en el colchón cuando está sin sabanas. Estos huecos se pueden producir cuando saltas, o te sientas en un mismo lado durante mucho tiempo. Una buena práctica para proteger tu colchón es voltearlo (cuando se puede) o girarlo para utilizar todo el colchón y no solo una zona.

2. Cuando te despiertas con malestar en la cadera o zona lumbar sin tener ninguna justificación, también es importante notar dolores de espalda que anteriormente no tenías, puede que tu colchón sea el causante ya que no está dando buen apoyo a la parte superior de tu cuerpo.

3. Cuando te acuestas a dormir y comienzan los estornudos o alergias a florecer. Es importante dejar la cama destendida al momento de levantarnos y esperar que las sabanas se enfrien y la habitación se ventile antes de organizar la cama. También es importante que los colchones sean ventilados durante un tiempo sin sabanas (buena rutinas en el momento de cambiar las sabanas) y dejar entrar los rayos del sol a la habitación de manera que se puedan evitar los acaros y con ello futuras alergias.

¿Y sabes cómo elegir que colchón comprar?

Para comprar un colchón es necesario no sólo verificar la estética sino también hay que tomar en cuenta tres elementos importantes:

1. La separación y libertad en el movimiento. El colchón debe permitir independencia, debe evitar saber si su pareja se mueve o se levanta durante toda la noche

2. La temperatura que genera el material con que esta hecho el colchón juega un papel fundamental, esta temperatura debe ser similar a la temperatura de la piel

3. El soporte en el borde, el colchón debe tener un buen soporte de manera que se genere un grado necesario de estabilidad, pues impide esa sensación de estar a punto de caer al piso cuando estamos a la orilla.

 

Además, se recomienda tomar en cuenta otros detalles importantes como...

1. Si duermes boca arriba, te convienen los colchones duros; si lo haces de lado, uno con menor firmeza, que permita al hombro hundirse un poco para tener una posición cómoda.

2. Si padeces sobrepeso, necesitas un colchón firme. Las personas delgadas necesitan colchones suaves y flexibles.

3. Si te mueves mucho durante la noche, te conviene un colchón duro que te permita girar sin esfuerzo.

4. Si siempre tiene calor, sudas con facilidad o vives en un lugar cálido, los colchones de muelles pueden convenirte más, pues permite una mejor ventilación. Si padeces de frío, los modelos de espuma o de látex te ayudarán.

5. Si eres alérgico al polvo o asmático, un colchón de espuma o látex con funda lavable es lo mejor.

Por último algunos consejos para conservar un colchón en buen estado:

1. Gira el colchón cada semana ( no dejes pasar dos meses), de ésta forma su desgaste será uniforme

2. No permitas que tus pequeños hijos salten sobre el colchón sin importar del tipo y material del que está hecho

3. Coloca el colchón sobre un soporte de cama robusto, fuerte y resistente, de ésta forma el colchón durará más tiempo en buenas condiciones

Zaba

Website: